lunes, 21 de marzo de 2011

Vamos a la playa oh, oh, ooooh!

El otro día me apeteció ir a la playa. Se me ocurrió así de repente y como no había nadie en casa para llevarme me dije: ¿y por qué no traer la playa a casa? Da la casualidad de que había un maravilloso saco de arena de mis amigos gatunos sin estrenar allí en la cocina, a mi disposición.
Y este es el resultado de mi creación... Eso sí, creo que a mami no le gustó pero nada llegar de trabajar y encontrarse en la playa :(


¿A que me quedó genial?




4 comentarios:

Jose bulnes dijo...

Jjejejje que cabrito, Gala como te descuides te vacía la bolsa de la basura.

Marianela dijo...

jajjajajajajajjaa....entiendo a tu mama de maravilla...a mi killo le ha dado por el bricolage!!!!besos

Mertxe dijo...

Tenéis unas ideas... Eso sí, nada maliciosas, pero las liáis pardas.

hmoreno dijo...

jajajajajaja me parto.
Te quejarás, encima tienes playa particular!!!