jueves, 31 de marzo de 2011

En nuestra casa nueva!

Como veis, me apoderé de la cama en cuanto entré. Esa es la mantita que me han comprado mis mamis. No dejan de decirme que ese no es mi sitio pero yo a la mínima me escapo y me hago el dormido, a ver si así les doy pena y no me echan.





No me gusta mucho quedarme solo, me siento un raro y lloro pero poco a poco me voy acostumbrando, me paseo, lo olisqueo todo, intento mordisquear alguna silla que otra, ¡es que huelen tan bien nuevecitas!

Al día siguiente de llegar allí, me regalaron esta pedazo de cama y fue amor a primera vista *_*


Y para que veáis que el nombre de este blog no es por nada... una muestra de mi postura favorita.

1 comentario:

mayaporni dijo...

Albus, a nosotras también nos han comprado una cama de esas tan cómodas y nos tenemos que turnar para usarla. Pronto llegará otra para que no tengamos que hacer cola por ella.
Como a ti, nos encanta poner posturitas, sólo que somos más retorcidas y ponemos el culo todo lo al borde que se pueda hasta que nos caemos de la cama, jajjaja
Disfruta de tu nueva casita y no muerdas las sillas, que no alimentan!!